La importancia del uso de gafas de seguridad industrial en el trabajo

Las gafas de seguridad industrial forman parte de los elementos necesarios de protección personal para que, al trabajar, puedas desempeñar tu labor de forma segura. Protegen de los riesgos o peligros a los que te encuentras expuesto en tu campo laboral.

Estos pueden ser, según el ámbito donde trabajes, polvo, arena, chispas, humos, partículas sólidas voladoras, residuos de lija o pequeños pedazos de metal derretido.

El uso adecuado de las gafas de protección industrial te proporciona seguridad y ayuda al cuidado de la salud ocular.

Se evitan así accidentes (los cuales pueden ser irreparables) que dejan al trabajador con la visión limitada o, en los peores casos, con pérdida total de la visión.

Existen diferentes tipos de gafas de seguridad en varios materiales y colores, pero estas siempre deben cumplir con las especificaciones de ley necesarias.

En concreto, la normativa UNE-EN 166:2002 sobre protección ocular indica que las gafas de protección industrial deben estar en perfectas condiciones, limpias y que no estén rayadas ni dañadas. De ser así, han de ser sustituidas inmediatamente.

Ansi Z 87.1+ es la Norma nacional estadounidense para dispositivos de protección personal ocular y facial, proporciona las especificaciones de diseño y rendimiento y la calificación de seguridad de estos productos.

Diferentes tipos de gafas de seguridad

Puedes encontrar tres grandes tipos de gafas destinadas a la protección de los ojos.

Gafas de protección industrial de montura integral

En este tipo de gafas, el ocular y la montura forman una sola pieza. Las puedes usar especialmente cuando estés expuesto a riesgos mecánicos o a agentes químicos, biológicos y físicos.

Los riesgos mecánicos incluyen la exposición a partículas de polvo, humo y salpicaduras de metales (bien sea fundidos o sólidos).

Los peligros que generan los agentes químicos o biológicos los conforman los gases, aerosoles y nieblas. Por último, los físicos se relacionan con la exposición directa a la radiación óptica.

Estas gafas deben de estar debidamente identificadas según la protección que te ofrecen. El número 3 indica que protege frente a los líquidos; el 4, frente a las partículas de polvo gruesas; el 5, a gases y partículas de polvo finas y, finalmente, frente a las salpicaduras de metal fundido y sólidos candentes, debes protegerte con las gafas numero 9.

Gafas de protección de montura universal

Puedes encontrar estas lentes de dos formas; una con un ocular (que es lo más común) y otra con dos oculares, aunque ambas son útiles para riegos de origen mecánico o causados por agentes físicos.

A diferencia de las anteriores, su nivel de protección no se clasifica con números sino con letras, donde S indica que son para impactos de amplia solidez y F impactos a baja energía.

Protectores faciales

También conocidos como pantallas faciales, estos sistemas forman parte de los equipos de protección individual y es muy común que se usen en dos modelos.

El primero, la pantalla forestal, posee una rejilla metálica y visera de polipropileno que protege ampliamente la zona de la frente. Debes usarla para defenderte contra virutas y objetos puntiagudos.

El otro sistema es la pantalla de policarbonato, la cual protege contra impactos de alta velocidad y salpicaduras.

En resumen, sin importar las gafas de seguridad industrial que vayas a utilizar, estas deben ser, sobre todo, muy cómodas para que puedas trabajar de forma óptima y sin ningún riesgo.

Consulte nuestros catálogo de elementos de protección personal.